Salvar Undershaw

Contacto

Libros‎ > ‎

Estudio en Escarlata

La primera aventura de Sherlock Holmes fue publicada en el 'Beeton's Christmas Annual' de 1887, y es no sólo el primero de los múltiples relatos que Sir Arthur Conan Doyle escribió sobre Sherlock Holmes, sino también la primera de las cuatro novelas que escribiría sobre el mismo personaje. Como novela independiente no aparecería publicada hasta 1888. Doyle la escribió con 27 años, mientras trabajaba de médico en Southsea, Portsmouth. Cobró 25 libras por los derechos íntegros de la novela, y la primera versión contenía ilustraciones de su padre, Charles Doyle.

El título de la novela proviene de una de las conversaciones de Holmes con Watson, en la que Holmes dice lo siguiente:
"Por cierto, gracias. A no ser por su insistencia, me habría perdido el caso más bonito de todos cuantos se me han presentado. Podríamos llamarlo estudio en escarlata... ¿Por qué no emplear por una vez una jerga pintoresca? Existe una roja hebra criminal en la madeja incolora de la vida, y nuestra misión consiste en desenredarla, aislarla, y poner al descubierto sus más insignificantes sinuosidades. Ahora a comer, y después a oír a Norman Neruda. Maneja el dedo y pulsa la cuerda de modo admirable... ¿Cuál esa melodía de Chopin que interpreta tan maravillosamente? Tra-lala-Lara-lira-lei"

La novela se compone de dos partes bastante diferenciadas. En la primera de ellas, titulada 'Reimpresión de las memorias de John H. Watson, doctor en medicina y oficial retirado del Cuerpo de Médicos del Ejército Británico', asistimos al primer encuentro entre los dos personajes: Sherlock Holmes y Watson. El doctor John Watson es el supuesto escritor del libro, como lo sería prácticamente en todos los relatos de la serie, y cuenta los hechos que le han ocurrido junto a Holmes. En 1881, Watson es un veterano de la guerra entre el Reino Unido y Afganistán, que tiene que regresar a Inglaterra debido a las heridas que ha sufrido en el hombro en el combate. En Londres, buscando un lugar donde vivir, se encuentra con Stamford, un viejo amigo que conoce a Sherlock Holmes y que sabe que este está buscando a alguien para compartir un alquiler en el 221B de Baker Street. Stamford presenta a ambos en el laboratorio del hospital, donde Holmes se encuentra haciendo experimentos con venenos. Ambos hacen una lista de defectos para ver si son compatibles, y acuerdan repartirse los cuartos del 221B. Tras visitar la vivienda, ambos se mudan a ella. Pronto Watson comprueba que Holmes es un experto en biología, química e historia criminal, pero no tiene casi ni idea ni de literatura, ni de filosofía ni de política. Holmes se pasa el día recibiendo visitas de personas que vienen a consultarle, y él le explica que es un detective consultor. Un sargento de la marina retirado viene desde Scotland Yard para solicitar la ayuda de Holmes en un crimen. Holmes invita a Watson a que le acompañe.

En el escenario del crimen, se encuentran con los inspectores Gregson y Lestrade. La víctima, Enoch Dreber, no tiene heridas, pero hay sangre en la habitación. Descubren que se encontraba en Londres con un amigo llamado Joseph Stagerson. En el cuerpo de la víctima se puede leer 'RACHE' que, en alemán, significa 'venganza'. Holmes deduce que la víctima murió asesinada e, incluso, realiza un 'perfil' del asesino. Tras una serie de sucesos, al final de la primera parte, Holmes captura, por sorpresa, al asesino. Entonces la historia da un salto en el tiempo y en el espacio hacia Utah en 1847, donde se nos cuenta un relato sobre un hombre adulto y una niña que son los únicos supervivientes de un grupo de pioneros, y que son rescatados por un grupo de mormones bajo la condición de convertirse a su religión. Un relato que tiene mucho que, aunque no lo parezca, tiene mucho que ver con los hechos de la primera parte...

La imagen de los mormones en la novela es la de una secta horrible que, incluso, comete crímenes y secuestros. Al parecer, Conan Doyle, al ser aludido a esto, llegó a decir: "Todo lo que dije sobre la Banda Danite y los asesinatos es histórico salvo que como es una obra de ficción se cuenta de una manera más exagerada que como se haría en una obra histórica. Es mejor pasar de este asunto". Sin embargo, su hija afirmó publicamente ante su padre que la novela estaba llena de errores sobre los mormones. Años después de la muerte de Doyle, Levi Edgar Young, una autoridad mormona, contó que Conan Doyle le había pedido disculpas en privado, y que sus errores se debían a lo que se escribía en la época sobre los mormones.

Para más información:
Wikipedia: Español Inglés

Para leer la obra:
Inglés (Proyecto Gutenberg)





Comments